Independencia y Soberanía Popular

El Congreso de Oriente o Congreso de los Pueblos Libres de 1815

El Congreso de Oriente o Congreso de los Pueblos Libres fue conducido por José Gervasio Artigas. En este análisis -realizado en el marco del Bicentenario de la Revolución de Mayo- el Prof. Ramón Enrique Cieri, rescata y revaloriza este hecho.

En este año tan particular para el análisis histórico, año que centra los hechos históricos del Bicentenario de la Revolución de Mayo, como punto de inflexión y reflexión de las diferentes etapas que se fueron produciendo en pos de lograr la definitiva emancipación de las Provincias Unidas del Río de la Plata, centraremos nuestro análisis en un acontecimiento trascendente, omitido y/o poco valorado por la Historia Oficial, concretado un año antes de la realización del Congreso de Tucumán (en el cual nuestra provincia no participa), y que tiene relación con la declaración de la INDEPENDENCIA y la reafirmación de las bases para la organización republicana y federal de nuestro territorio, afirmados en el denominado “Congreso de Oriente” o “Congreso de los Pueblos Libres”, reunido a partir del 29 de junio de 1815 y conducido por José Gervasio Artigas, y que tuvo a Concepción del Uruguay como epicentro de aquellas deliberaciones.



Es importante destacar que el pequeño poblado que, a principios del Siglo XIX, era la Villa del Arroyo de la China, no solo se constituyó en protagonista con la adhesión al gobierno patrio, el 8 de junio de 1810, sino que fue uno de los primeros pueblos del interior en sumarse a la gesta emancipadora, comenzando, de esta manera, a ser un lugar de referencia en las disputas de españoles, que querían mantener el orden monárquico, y de criollos, que luchaban por la emancipación contra españoles y portugueses.

Las diferentes etapas en pos de la organización política que se produjeron en el seno del poder porteño de Buenos Aires, como así también los sucesivos intentos por consolidar un sistema de gobierno, desde la Primera Junta, pasando a una Junta Grande y los sucesivos Triunviratos, fueron por un lado, alejando a los pueblos del interior de las discusiones y, fundamentalmente, de las decisiones importantes de la incipiente organización criolla, mientras que por otro, dieron nacimiento a nuevos líderes que encabezaron, interpretaron y organizaron a cada uno de sus pueblos.

En el litoral comenzaba a consolidarse la figura y el pensamiento de José Gervasio Artigas, quién desde la Banda Oriental se transformó en el continuador de las ideas revolucionarias de Mariano Moreno y, por sobre todas las cosas, en un “verdadero caudillo de masas”, encabezando la rebelión y liderando un frente social de peones, gauchos, aborígenes, negros e incluso hacendados del litoral de las Provincias Unidas de América del Sur, que luchaban contra el absolutismo portugués, la ambición británica y el centralismo porteño.

El Segundo Triunvirato, en su objetivo organizativo fundacional, convocó a la Asamblea General Constituyente de 1813, acontecimiento que agudizó el enfrentamiento entre Buenos Aires y el interior, y donde los diputados orientales artiguistas que llevaban el mandato de la proclamación de la independencia, la sanción de una Constitución y la organización republicana y federal del Estado, fueron rechazados y sus principales objetivos postergados.

La Asamblea definió, entre otras cosas, crear el Directorio y junto con esta nueva organización política, nació la provincia de Entre Ríos y, Concepción del Uruguay, en 1814, se convirtió en la Capital. La reciente provincia del litoral, creada por el gobierno central vuelve a ser entonces protagonista, no solo por su condición de capital, sino por que sus dirigentes tomaron partido por la causa federal contra el Directorio que lideraba el Protector de la Liga de los Pueblos Libres, el Gral. José Gervasio Artigas.

Es Artigas el conductor que organiza en la Villa del Arroyo de la China el Congreso de los Pueblos Libres, el 29 de junio de 1815, y congrega, a los diputados Pedro Aldao y Pascual Diez de Andino, provenientes de las provincias de Santa Fe, Juan Francisco Cabral, Ángel Mariano Vedoya, Serapio Rodríguez, Juan B. Fernández y Sebastián Almirón por Corrientes, Andrés Yacabú por Misiones, el doctor José Antonio Cabrera, el doctor José Roque Savia, José Isasa y el presbítero doctor Miguel del Corro por Córdoba, el doctor José Simón García de Cossio (representante del "continente de Entre Ríos"), y Justo Hereñú (por la villa de Nogoyá) por Entre Ríos y Francisco Martínez, Pedro Bauzá y otros por la Banda Oriental, para tratar la organización política de los Pueblos Libres, el comercio interprovincial y con el extranjero, el papel de las comunidades indígenas en la economía de la confederación, la política agraria y la posibilidad de extender la confederación al resto del ex virreinato.

Si bien las actas del Congreso se han perdido, por cartas posteriores de Artigas se refleja que tuvo entre sus resoluciones:

• Proclamar la Independencia (no solo de España sino de todo poder extranjero, atento a la situación de la vuelta de Fernando VII al poder, y a los continuos avances de los portugueses en la Banda Oriental)

• Adoptar como identificación la bandera tricolor (azul-celeste y blanca con una franja diagonal roja) como emblema del pensamiento republicano, democrático federal.

• Designar una Comisión, compuesta por Miguel Barreiro, José Antonio Cabrera, José Simón García de Cossio y Pascual Diez de Andino para viajar a Buenos Aires y, con el objetivo de consolidar la paz y unidad territorial, reconocer la independencia declarada en el Congreso y lograr la organización republicana y federal.

Los representantes artiguistas no lograron su cometido ante las autoridades del Directorio porteño y no solo no obtuvieron respuestas favorables a sus justas peticiones, sino que fueron confinados a permanecer detenidos, hasta mediados de agosto de 1815, en Buenos Aires, pasando la mayor parte del tiempo en la fragata Neptuno, al mando del comandante Guillermo Brown.

La relación entre el Directorio y la Liga de los Pueblos Libres ingresaba así en una situación política irreconciliable y se agudizaba el escenario interno y externo en nuestro territorio.
Buenos Aires convocó la reunión de un Congreso en Tucumán, Entre Ríos no respondió a la convocatoria, como tampoco lo hicieron Santa Fe, Corrientes y la Banda Oriental. "Es que esos estados - afirma Aníbal S. Vásquez - habían adoptado más que un gesto huraño, una actitud de franca y violenta rebeldía contra todo lo que proviniera de Buenos Aires. Ellos no podían apearse de su postura intransigente, porque estaban convencidos de que en Tucumán se iba a levantar un trono para un monarca o se iba a fabricar un sistema unitario que estrangularía a los pueblos de campaña. No es que fueran enemigos de la independencia ni de la constitución, sino que proclamaban y sostenían conceptos adversos…”

Hoy, transcurriendo la primera década del Siglo XXI y a 195 años del Congreso de Oriente y a 194 años del Congreso de Tucumán, es importante destacar, para contrariar a la Historia Oficial que siempre nos plantea que Artigas es un caudillo federal que luchó por la independencia de la Banda Oriental y sólo representa ser el máximo prócer de la República Oriental del Uruguay, desvinculándolo totalmente de las acciones que verdaderamente emprendió, nos queda, como corolario, reivindicar a José Gervasio Artigas, a sus acciones y resoluciones adoptadas en el Congreso de Oriente y exaltar su figura y su pensamiento republicano, federal y profundamente democrático en pos de la unión y autodeterminación de los pueblos de América del Sur, tarea que actualmente llevan adelante los pueblos y mandatarios de esta “nueva” y esperanzadora Latinoamérica.

Concepción del Uruguay, Julio de 2010.-

Prof. Ramón Enrique Cieri
Prof. Historia y Formación Cívica (IES)
Prof. Historia (FHA y CS – UADER)


Bibliografía Consultada:
Norberto Galasso: “Artigas y las masas populares en la Revolución”. Cuadernos para la Otra Historia. Centro Cultural “Enrique S. Discépolo”. Bs. As. Argentina. 2006.
José María Rosa. Historia Argentina. Tomo III. Editorial Oriente. Bs. As. 1988.
Jorge Perrone. Diario de la Historia Argentina. Tomo 1. Ediciones Latitud 34. Bs. As. 1992.
Oscar Urquiza Almandoz. Historia de Concepción del Uruguay. Tomo I. Impreso en Arg. 2002

Contenido adicional:

Valorar recurso:
Resultado:
(2 votos)

Escribir un comentario:

Caracteres disponibles

Comunidad